La era del aire acondicionado inteligente ha llegado

El Smart home da un nuevo paso adelante en esta era de transformación digital con la llegada del aire acondicionado inteligente. Y es que estos novedosos electrodomésticos además de brindarnos una mayor comodidad, nos ahorrará un buen dinero a la hora de pagar la facturación del servicio eléctrico.

En la nueva era digital que estamos viviendo la funcionalidad y la conectividad marcarán la tendencia. Todas estas características resultarán idóneas si se combinan con otras tecnologías innovadoras, como es el caso de la exitosa aerotermia en Barcelona, con esto habría sin duda una mejora drástica en el consumo de energía eléctrica.

¿Qué beneficios me brinda el tener un aire acondicionado inteligente?

En comparación con los modelos tradicionales, los nuevos aires acondicionados inteligentes ofrecen numerosas ventajas tales como:

Sistema de calefacción y enfriamiento eficiente

Es sabido que uno de los procesos que más consume energía eléctrica es el del enfriamiento durante las fechas calurosas y la calefacción en los crudos inviernos. Pues esta era finaliza con la llegada del nuevo sistema eficiente de enfriamiento y calefacción el cual es capaz de mantener la temperatura deseada, sin necesidad de andar apagando y prendiendo el electrodoméstico frecuentemente.

El sistema básicamente lo que hace es mantener la velocidad constante en el compresor de acuerdo a la temperatura que hayamos indicado. De este modo se mitigará el despilfarro de energía.

Controlar remotamente el aire acondicionado inteligente

La llegada de la red 5G y la masificación de la fibra en hogares permitirá avanzar con pasos agigantados hacia el hogar conectado y las ciudades inteligentes. Y es que la conectividad permitirá que los dispositivos conectados nos proporcionen nuevos niveles de experiencia en funcionalidades y automatización.

En el caso del aire acondicionado inteligente, la conectividad nos permitirá realizar operaciones de climatización desde nuestro teléfono, tableta u ordenador personal. Así, por ejemplo, estando ya a unas cuadras de nuestro hogar podemos encender el aire acondicionado y configurar la temperatura desde nuestro Smartphone a fin de que cuando lleguemos, nos encontremos con un ambiente fresco.

Dar instrucciones mediante asistentes virtuales

Si nos da pereza usar el mando o nuestro dispositivo móvil para controlar nuestro aire acondicionado, bien podemos usar un asistente virtual inteligente como, por ejemplo, Alexa o Google Assistant y realizar configuraciones de climatización a través de nuestra voz. Con ello podemos, por ejemplo, indicarle al asistente virtual que cambie la temperatura del aire con usar nuestra voz.

Evaluación automatizada del sistema

En lo personal considero que esta es una de las ventajas más destacables del aire acondicionado inteligente, ya que dicha función realiza un diagnóstico constante a fin de evaluar el rendimiento y posibles fallas de nuestro electrodoméstico. La cuestión es que una vez que detectase algún fallo o una posible avería nos notificará dichos resultados y nos propondrá posibles soluciones.

Con este sistema de diagnóstico podemos anteponernos a fallos y así solucionar a tiempo dicho incidente. Muy probablemente una detección temprana nos podría evitar tener que llamar a un técnico y, por consiguiente, un mayor desembolso de dinero. Otro aspecto a destacar de este sistema es que también podemos evaluar el rendimiento de nuestro artefacto inteligente a fin de detectar consumos de energía innecesarios.

Sensores inteligentes

La implementación de los sensores indudablemente mejorará nuestra experiencia con nuestro electrodoméstico, ya que, gracias a los mismos, se optimizará el flujo de aire con relación a la cantidad de personas que haya en dicho espacio. Esto significa que, si en un espacio hay varias personas, los sensores se encargarán de bajar la temperatura a fin de mantener el ambiente fresco.

Si por el contrario hay pocas personas, los sensores se encargarán de incrementar un poco la temperatura. Si no hay personas, estos sensores inteligentes procederán a reducir la velocidad del compresor a fin de ahorrar energía.