Trabajo remoto, la modalidad laboral que vino para quedarse

Si bien hace algunos años las empresas solían dar el trabajo remoto como un beneficio, a partir del 2020 tras la crisis del coronavirus, esta modalidad laboral se hizo prácticamente “ley” para la gran mayoría de las organizaciones. Esta transformación laboral ha hecho que el disponer de una conexión a internet en casa sea algo prácticamente imprescindible.

El llamado “Home Office” o trabajo remoto ha llegado para quedarse definitivamente y ya muchas personas se han adaptado eficientemente a este cambio. Y es que, si bien al principio muchas personas tuvieron sus tropiezos en cuanto a la adaptabilidad, actualmente son muchos los beneficios que brinda tanto a trabajadores como a emprendedores.

¿Por qué se dice que el trabajo remoto es el futuro?

A continuación, analizaremos algunos beneficios que ofrece esta nueva modalidad para trabajar:

Más autonomía y mejores salarios

De acuerdo con recientes estudios, muchos trabajadores remotos actualmente realizan varios proyectos o tareas a diferentes empresas gracias a la autonomía que brinda el trabajo remoto. Esto ha dado como resultado que estos trabajadores perciban un mejor salario en comparación a los que asisten tradicionalmente a las empresas.

Además, esta autonomía también ha provocado una mejor productividad y mayor responsabilidad y compromiso por parte del trabajador. No hay que olvidar el hecho de que el trabajador remoto al laborar desde su hogar, se ahorra gastos importantes en cuanto a transporte, combustible y mantenimiento de su vehículo.

Mejora la selección del personal en las organizaciones

Con el trabajo remoto las organizaciones no tienen el problema de la limitante geográfica a la hora de seleccionar y contratar su personal. Además, también se reducen notablemente los tiempos de contratación, ya que la selección se hace más directa y rápida pues prácticamente no es necesario que los candidatos acudan a la empresa para ser entrevistados.

Todo esto supone una ventaja enorme para las organizaciones pues ya no estarán limitadas a buscar perfiles locales, aun cuando estos no cumplan con varias habilidades requeridas.

El trabajo se hace más colaborativo

Con el trabajo remoto las organizaciones pueden gestionar de una mejor manera las cargas y flujos de trabajo, ya que los trabajadores son agrupados y las tareas son asignadas a estos grupos. Estos grupos a su vez desarrollan estas tareas asignadas mediante el uso de herramientas colaborativas como Google Drive o Dropbox.

Además, las empresas pueden mantenerse más comunicadas con sus trabajadores, ya que pueden disponer de numerosas aplicaciones colaborativas tales como: Webbinar, WebMeeting, Google Meet, etc. Con ello, las organizaciones no solo pueden realizar las llamadas «tormentas de ideas» más frecuentemente y con mayor participación, sino también conocer de una mejor manera las inquietudes de sus trabajadores.

Mayor flexibilidad

Al trabajar desde casa, los trabajadores pueden establecerse sus propios horarios laborales de acuerdo al ritmo de vida que llevan en su hogar. Con ello, pueden planificar mucho mejor sus actividades cotidianas sin que el trabajo resulte afectarles. Además, el laborar desde casa significa que pueden usar la vestimenta que más le brinde comodidad, excepto cuando les toque presentarse en videoconferencia.

El trabajo remoto y sus tendencias en números

De acuerdo con un reciente informe elaborado por la gente de Microsoft bajo el título “Índice de Tendencias Laborales anual”, podemos prever hacia dónde va la tendencia en cuanto al “home Office” próximamente. Algunos de estos resultados fueron:

  • Casi el 40% de los encuestados dijeron sentirse más cómodos trabajando remotamente, ya que expresaron sentirse más ellos mismos.
  • El 73% de estos encuestados apoyan a que se continúe el trabajo remoto en una era pospandemia
  • Un 46% están en planes de mudanza hacia sitios más relajantes, ya que pueden trabajar remotamente
  • En Latinoamérica, solo el 31% indicó que se siente agobiado al laborar de manera remota mientras que el 54% expresaron sentirse más libres
  • El 49% de los trabajadores remotos en América Latina indicaron haber reducido sus relaciones con otros compañeros de trabajo
  • 53% de los encuestados aseguraron de que están considerando cambiar sus actuales empleos

Como vemos, la digitalización tanto de la sociedad como del mundo laboral avanza imparablemente por lo que como indicamos al inicio, el tener una conexión en el hogar ya sea a través de fibra o datos móviles será prácticamente requerida. A fin de cuentas, este es uno de los cambios que trae la llamada cuarta revolución industrial.