Los próximos CPU’s de Intel Kaby Lake y Zen de AMD solo serán soportados en Windows 10, conoce las causas del porque de esto

La próxima generación de CPU’s Kaby Lake de Intel y Zen de AMD solo serán soportados en Windows 10, esto se debe principalmente a razones técnicas ya que el mas reciente sistema operativo de Microsoft es el único que posee todas las capacidades para «exprimir» al máximo dichos procesadores.

Si bien las versiones soportadas de Microsoft Windows correrán en un CPU Kaby Lake o Zen, estas no sacarán provecho de todas las nuevas características y optimizaciones que incluyen estas próximas generaciones de procesadores las cuales ya están soportadas en Windows 10, y si bien Microsoft podría añadir este soporte a Windows 7/8.1, esto requeriría de actualizaciones mayores al marco de controladores del sistema operativo y tiempo para realizar las respectivas pruebas, algo que no tendría mucho sentido sabiendo que ya Windows 7 cumplió su ciclo de soporte de vida principal y solo recibe actualizaciones de seguridad y Windows 8.1 cuenta con una reducida cuota de mercado.

En cuanto a las nuevas características que incluyen estos próximos CPU’s están por ejemplo: la nueva tecnología Speed Shift de Intel la cuál permitirá cambiar los estados de energía rápidamente y Turbo Boost Technology 3.0 la cuál mejorará notablemente las cargas de trabajo a través de los núcleos del CPU. En cuanto a AMD, la próxima generación Zen incluye nuevas características como lo son: las regiones multi-niveles y la nueva tecnología Multi-Threading simultaneo. Todas estas nuevas tecnologías ya están soportadas en la reciente actualización RedStone 1 de Windows 10.

Es muy probable que varias compañías y entes gubernamentales continúen usando Windows 7 e incluyan en su infraestructura estos nuevos CPU’s, aunque vale la pena reseñar que no ganarán nada en rendimiento ya que las versiones anteriores a Windows 10 no están optimizadas para sacar todo el provecho de esta próxima generación de procesadores.

Vía: HotHardware