Linux supera a Windows en rendimiento con las cpu de Intel

Tradicionalmente, Windows siempre ha superado a Linux en cuanto a rendimiento al emplear una CPU de Intel, pero las cosas están cambiando. Tras la rápida implementación de los nuevos parches provistos por Intel en el popular kernel de código abierto (Linux, obviamente) aunado a los problemas de rendimiento que están afectando las actualizaciones en Windows (sobre todo en Windows 11 22H2). Linux ha superado en rendimiento (de momento), a su contraparte Windows, al usar una CPU Intel de reciente generación. Conoce más detalles a continuación.

Linux ha aprendido adaptarse más rápido a las nuevas características que Intel ha ido integrando en sus CPU de recientes generaciones que Windows, algo que usualmente no se vería en años anteriores. De hecho, la plataforma del pingüino ya está preparada para funcionar con las próximas CPU Alder Lake, Raptor Lake y Meteor Lake que Intel lanzará próximamente.

Microsoft, por su parte, se ha visto rezagada con la rápida implementación de las nuevas funcionalidades encontradas en las CPU de reciente generación de Intel tras estar haciendo frente a los problemas de rendimiento que afectan sus actualizaciones. Es importante destacar que Microsoft remplazó en el 2019 una gran parte de su laboratorio de pruebas de calidad por pruebas virtuales automatizadas. Es muy probable que este cambio esté afectando la calidad de las actualizaciones para Windows.

¿En qué consisten las nuevas funcionalidades híbridas que caracterizarán las próximas CPU de Intel?

Una de las características que mejorará aún más el rendimiento en las próximas CPU de Intel es la nueva arquitectura híbrida, la cual ayudará drásticamente a equilibrar las cargas de trabajo. También destacarán las nuevas mejoras que se incluirán en el Intel Threat Director (TDT) las cuales mejorarán aún más la seguridad por hardware en el sistema.

«En los procesadores híbridos, las propiedades microarquitectónicas de los diferentes tipos de CPU hacen que tengan diferentes capacidades de instrucciones por ciclo (IPC). El IPC puede ser más alto en algunas CPU para instrucciones avanzadas

El equilibrador de carga puede descubrir el uso de instrucciones avanzadas y preferir CPU con un IPC más alto para las tareas que ejecutan esas instrucciones.

Este conjunto de parches presenta el concepto de clases de tareas, propone las interfaces que el hardware necesita implementar y propone cambios en el balanceador de carga para aprovechar esta información adicional en combinación con el empaque asimétrico.» Indicó Ricardo Neri de Intel en relación con las nuevas características híbridas de los próximos procesadores.

Microsoft promete mejorar el rendimiento en las actualizaciones de Windows

En las evaluaciones que se han realizado, Linux ha mostrado un rendimiento muy superior a Windows, por lo que, hasta los momentos, es la plataforma más recomendable para usar estas próximas CPU de Intel. No obstante, Microsoft se ha comprometido a solucionar todos estos problemas de rendimiento que han estado afectando las actualizaciones en Windows. Obviamente, estas soluciones estarán pensadas en Windows 11, el cual es el reciente sistema operativo.

Veremos si Microsoft cumple su compromiso, al menos para igualar el rendimiento que ha mostrado Linux con las recientes generaciones de CPU Intel. También habría que ver si estas mejoras solo las implementan en Windows 11 como modo de presión para que los usuarios que posean procesadores recientes de Intel migren al nuevo sistema operativo de Microsoft.

Vía: Winbuzzer