Microsoft podría estar dando pistas sobre lo que vendrá en Windows 10 con la edición “Windows 10 S”

Recientemente Microsoft anunció el lanzamiento de la nueva edición “Windows 10 S” (anteriormente conocida como “Windows 10 Cloud”) la cuál estaría enfocada en el sector educativo y tendría como misión, tratar de “tumbar” el dominio que tendría las laptops de Google (Chromebook) en dicho mercado. Pero esta versión incluye una característica clave que pudiera estar dando pistas hacia donde Microsoft estaría dirigiendo su Windows 10 en un futuro próximo: controlar y cerrar completamente el modo en que se instalan las aplicaciones en el sistema operativo.

Con la mas reciente actualización de Windows 10 llamada en nombre clave “Creators Update”, Microsoft incluyó una nueva funcionalidad que llamó la atención de varios de sus usuarios, la misma controla el modo en que se instalan las aplicaciones en el sistema y por los momentos ofrece tres opciones para instalar programas:

  • Permitir Aplicaciones de cualquier fuente
  • Preferir Aplicaciones de la Tienda pero permitir aplicaciones de cualquier fuente
  • Permitir solo Aplicaciones de la Tienda

Ahora bien, la nueva edición de Windows 10 “S” (la cuál no se vende a través de los canales de distribución regular) tiene la particularidad de que los usuarios solo pueden instalar aplicaciones que estén disponibles en la tienda del sistema operativo. Esta característica no solo limita al usuario sino también a los desarrolladores ya que estos están obligados a usar tecnologías propias provistas por el sistema operativo para que así puedan ofrecer sus aplicaciones a través de dicha tienda, tal es el caso de los motores de renderizado HTML y JavaScript. Esto significa que los navegadores webs por ejemplo, no podrán hacer uso de sus propios motores de renderizado sino que deberán usar el que se ofrece en el sistema operativo. Pero la tienda de Windows 10 “S” tiene otra limitante mas y es que no todas las aplicaciones disponibles pueden instalarse en el sistema, pues aquellas que requieran usar líneas de comandos para ejecución de funcionalidades, modificar la shell, o usar la consola del sistema sencillamente no funcionan en dicha edición y la única manera de que los usuarios puedan correr dichos programas es actualizando a la edición comercial Professional.

¿Microsoft estaría dando pistas de cuales son sus planes a futuro próximo con Windows 10 en relación al control total en la instalación de aplicaciones? es muy probable y de hecho, compañías como Valve, Epic Games, o Blizzard, han estado alertando sobre la intención real que tiene la compañía de Redmund con su tienda de aplicaciones desde hace ya algunos años la cuál no es otra que cerrar completamente su plataforma y controlar en su totalidad, la manera en como los desarrolladores deben programar sus aplicaciones.

Uno de los que advirtió de manera detallada sobre el rumbo que tomaría Microsoft con su tienda de aplicaciones fue Tim Sweeney, fundador de Epic Games el cuál dijo en su oportunidad: “El riesgo aquí es que Microsoft quiere convencer a todo el mundo de usar las UWP, y así saldrían de las aplicaciones Win32. Si ellos tienen éxito en hacer eso entonces forzarían a empresas y a desarrolladores a lanzar sus aplicaciones y juegos a través de la tienda de Windows 10. Una vez que hayan alcanzado ese punto, entonces convertirán al PC en una plataforma completamente cerrada. Ellos no lo harán de un día para otro sino que lo harán con una serie de maniobras bien simuladas.” Además, también habría señalado de como Microsoft iría de a poco degradando el soporte a las aplicaciones Win32 a través de las actualizaciones de Windows Update (aprovechando de que el usuario no puede elegir que actualizaciones instalar) para ir favoreciendo las UWP las cuales solo son compatibles con la tienda de Windows 10.

Por otra parte, toda esa “benevolencia” hacia Linux (plataforma que tiene aproximadamente un 20% de cuota de mercado en los desarrolladores) podría tener como finalidad real, acostumbrar al desarrollador a programar como en Windows y capaz, hasta de hacer incompatible el arranque dual para obligar a los desarrolladores que escriben aplicaciones multiplataformas, a usar el Linux “embebido” de Windows 10.

En lo personal, creo que esta característica de Windows 10 S se comenzaría a implementar en un futuro próximo en las ediciones home de Windows 10 ya que dicha edición, Microsoft la ha venido limitando de a poco en cada actualización mayor.

Amanecerá y veremos…

Sobre nosotros Ramon Marquez

Un Bloguero del mundo

Deja un comentario