La reciente versión del controlador gráfico de Intel incluye una opción de configuración automática de juegos

La mas reciente versión 15.68.3.4944 del controlador gráfico de Intel para Windows incluye una opción (en fase beta) que permite configurar automáticamente los gráficos en juegos, optimizando así el desempeño de los mismos al usar una GPU de la compañía.

intel-driver-gamming

La nueva característica que se encuentra actualmente en fase beta permite la configuración automática de juegos al usar al menos, gráficas integradas Intel de 6º generación así como también en procesadores con gráficos Radeon RX Vega M integrados.

De acuerdo con la compañía, esta nueva característica accederá al archivo de configuración gráfica del juego y hará modificaciones que optimizarán los gráficos del juego, una vez que el usuario habilite dicha opción mediante un simple click en una nueva opción que se encuentra en el menú de configuraciones del controlador gráfico de Intel.

Entre las novedades que Intel ha destacado de esta nueva funcionalidad, tenemos las siguientes:

  • Se mejora el rendimiento en la carga de trabajo para los procesadores de sexta generación en adelante con un nuevo gestor de energía inteligente que funcionará bajo altas cargas.
  • Se mejora el rendimiento en la codificación de vídeos para todos los codecs
  • Se optimiza el ahorro de energía durante la reproducción de vídeos y juego UHD, los mismos están disponibles en todos los procesadores Intel de séptima generación en adelante.

Vale reseñar que por los momentos, esta nueva característica solo funciona con algunos juegos como:

  • Dota 2
  • Destiny 2
  • Dark Souls III
  • Overwatch
  • World of Tanks
  • League of Legend
  • Call of Duty WWI
  • Grand Theft Auto V

Vía: GHacks

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.