Computadora de escritorio o Laptop ¿Cuál es la mejor opción?

Dado el avance significativo que ha tenido la laptop en cuanto a prestaciones técnicas, es totalmente válido preguntarse: ¿Es mejor una computadora de escritorio o una laptop? La respuesta evidentemente será: «depende», pues hay muchos factores que inclinarán la balanza hacia la computadora de escritorio o la laptop. En este artículo analizaremos este interesante tema a fin de que tengas una idea clara sobre que es lo que más te conviene realmente.

Precio ¿Computadora de Escritorio o Laptop?

Si bien en el mercado nos encontraremos con una gran variedad de modelos, marcas y configuraciones tanto en PC como en portátiles, a la hora de medir los costos, el ordenador de escritorio resultará ganador. ¿Por qué? Por dos razones principalmente:

  1. El costo por mejorar la configuración predeterminada del equipo al momento de comprarla en una tienda (más RAM, una tarjeta gráfica, mejor CPU, más capacidad de disco, etc.) es mucho más económica que en una laptop.
  2. Los componentes de una computadora de escritorio son generalmente más económicos y más fáciles de instalar a la hora de querer repotenciar nuestro ordenador que en una portátil.

Además, las computadoras de escritorio de gama baja suelen ser más potentes que su par portátil e igualmente más económicas.

Portabilidad

La computadora de escritorio, además de que muchos de sus componentes están separados (monitor, teclado, mouse, sistemas de audio, etc.), suele pesar significativamente en todo su conjunto. Esto hace que cambiarla de un sitio a otro sea un proceso algo tedioso, imagínate si se nos ocurre llevarla a muchos sitios que frecuentamos.

Por el contrario, la laptop, además de tener un tamaño mucho más reducido, tiene todos sus componentes principales unificados. Otro punto a destacar es que sus componentes son mucho más livianos que los del PC, por lo que permite que podamos llevarla con nosotros a muchos sitios donde la necesitemos (por ejemplo la universidad.)

En este punto indiscutiblemente la laptop es la ganadora.

Potencia

Una computadora de escritorio es mucho más potente que una laptop, aún siendo los dos de gama alta. Te has preguntado ¿por qué sucede esto? Esto se debe principalmente por:

  • Un ordenador de escritorio está diseñado para estar conectado todo el tiempo a la corriente eléctrica. Esto hace que componentes claves como: CPU, RAM, Tarjeta Gráfica, disco de almacenamiento y chipset tengan como prioridad el rendimiento y no el consumo de energía. Por el contrario, los componentes de la laptop deben priorizar el ahorro energético, ya que, en teoría, deben maximizar el tiempo de vida de la batería.
  • La computadora de escritorio, al contar con un case o carcaza espaciosa y componentes más grandes, puede disipar una mayor cantidad de calor y por ende, pueden procesar una mayor cantidad de cargas intensivas de trabajo. En contraparte, las portátiles, dado su diseño compacto, no puede disipar tanto calor, por lo que sus componentes están más limitados en la cantidad de procesos que pueden ejecutar.

Es importante reseñar que, de manera opcional, en una computadora de escritorio podemos instalar una gran variedad de sistemas de refrigeración si el que viene de manera predeterminada no disipa lo suficiente. En una laptop esta opción es muy limitada y muchos de los sistemas de refrigeración para laptops en la práctica no resultan muy efectivos.

Almacenamiento interno

Es cierto, en la actualidad muchos ordenadores personales, tanto de escritorio como portátiles, se ofrecen con un disco de gran capacidad. Pero si queremos contar con otro disco de mayor almacenamiento y usar el actual como disco de respaldo, en una laptop nos veremos prácticamente imposibilitados. ¿Por Qué? Pues sencillamente porque casi todos los ordenadores portátiles disponen solo de un cajetín para el disco interno.

Caso contrario sucede en un ordenador de escritorio, ya que la gran mayoría disponen de, al menos, dos ranuras para conectar varios discos internos a la vez. Obviamente, podemos optar por emplear discos duros externos y almacenamiento en la nube, pero si deseamos tener más de un disco interno en nuestro ordenador, la opción ganadora es la computadora de escritorio.

Ensamblaje y puesta en marcha

Los ordenadores de escritorio requieren por lo general que el usuario realice diversas conexiones para ponerla en marcha: conectar el monitor, el sistema de audio, el teclado, el mouse, etc. Ni hablar si la adquieres por piezas, pues, además, tendrás que lidiar con las conexiones de cables al chipset. Por su parte, la laptop prácticamente ofrece una configuración tipo Out-The-Box, es decir, la sacas de su caja, la enciendes ¡y listo!

Hay que reseñar que también hay ordenadores tipo All-In-One los cuales tratan de reducir los pasos para la puesta en marcha. No obstante, y de igual manera, hay que conectar otros periféricos como el mouse y el teclado. Así que, ¡Punto para la Laptop!

Reparación

A la hora de hacer una reparación, una computadora de escritorio da menos quebraderos de cabeza que una laptop. Esto se debe principalmente por:

  • Son más fáciles de trabajar, ya que los ordenadores de escritorio son más grandes.
  • Si hay que remplazar una pieza, los componentes de un ordenador de escritorio se pueden conseguir fácilmente en cualquier tienda de computación. En cambio, las laptops muchas veces requieren que sus componentes sean de la misma marca del dispositivo y por ende, debemos contactarnos con el fabricante o distribuidor autorizado.

Conclusión ¿laptop o computadora de escritorio?

Si bien la anterior comparación puede dar la impresión de que la computadora de escritorio es la mejor opción, todo dependerá de que es lo que necesitas. Si requieres movilidad, o que tu computadora ocupe poco espacio, la laptop sin duda será la mejor opción. Por el contrario, si lo que buscas es potencia o necesitas trabajar con aplicaciones que demandan un uso intensivo de recursos (Gaming, diseño gráfico, edición de vídeo, desarrollo de software, etc.) una computadora de escritorio será lo ideal.