Analizando la causa principal del pantallazo azul en Windows y porque no ocurre en distribuciones Linux

Sin duda uno de los grandes defectos del sistema “ventanas” es precisamente el conocido “blue screen of death” o el pantallazo azul de la muerte el cuál ocasiona la caída total del sistema abruptamente y su posterior reinicio, si bien existen algunas aplicaciones para determinar donde se originó dicho error las respuestas que uno encuentra en los foros y comunidades de Microsoft son muy genéricas y las soluciones que indican lo son igualmente, ahora bien, si seguimos el sexto principio hermético el cuál nos indica que “toda causa tiene su efecto y de que nada es casual sino causal” y buscamos información, llegaremos a una posible respuesta de cuál es la causa principal del por qué se origina el pantallazo azul de la muerte en Windows y por qué en las distribuciones Linux no sucede esto…

pantallazo-azul

Ante todo soy una de las personas que pone en práctica aquel lema que se usó en la Grecia de los filósofos el cuál indicaba que: “Toda pregunta tiene una respuesta y esa respuesta te debe llevar a dos o mas interrogantes ya que si no es así, o la respuesta es errónea o simplemente te la impusieron”, pues bien luego de usar únicamente por 1 semana Windows en sus sabores 7/8.1 y 10 (y no pude pasar de ahí, he vuelto a mi querido Ubuntu) me encontré con este desagradable error, las causas según indicaba el sistema eran variadas desde gestión de memoria, errores en el controlador gráfico, errores en la paginación de Windows y por supuesto errores de aplicaciones… cuando luego de anotar los errores que indicaba la aplicación bluescreenview y consultarlos en los foros y comunidades de Microsoft, uno obtenía respuestas tan genéricas como: “ese error se origina debido a un controlador mal instalado, una aplicación mal instalada o problemas en la memoria”… ¡todos los errores de los pantallazos azules se originaban por las mismas causas! y las soluciones son igualmente genéricas: “cambia las memorias, desinstala la última aplicación que instalaste, reinstala el controlador gráfico, restaura tu sistema a un punto de restauración anterior…” pero de allí no salen… así que me puse a buscar información en otros sitios webs y encontré varias respuestas que me aclaraban un poco mas las causas aunque luego me surgió esa interrogante de ¿cuál será la causa principal de todo eso?, ¿por qué en Linux no sucede y en Windows si?…

Debo admitir que buscando esa posible respuesta me encontré con mucha información en las cuales varias eran muy comprensibles (si aplicas la lógica y el análisis) pero otras tenían tantos tecnicismos y definiciones que uno quedaba así:

Cuando-un-usuario-de-Ubuntu-intenta-instalar-Gentoo

¿a cuál conclusión llegué? pues estoy casi seguro de que la causa principal de los pantallazos azules es debido a la falta de modularidad en Windows, me explico, las distribuciones Linux es sabido que funcionan bajo módulos, es decir, el servidor gráfico es un modulo, la interfaz gráfica de usuario es otro módulo, el kernel de por sí es modular… esto previene la caída abrupta de todo el sistema en conjunto cuando alguno de esos módulos fallen, en cambio al parecer Windows carece de esto y prueba de ello lo tenemos por ejemplo con el explorer.exe del sistema, un componente que está amarrado hasta los tuétanos con aplicaciones como internet explorer, de hecho, Pat Altimore de Microsoft lo indicaba a inicios de este año. ¿Qué sucede si falla Internet explorer? pues se cae también el explorer y con el se caen otros servicios del sistema y probablemente obtendremos un pantallazo azul… ¿Ahora se ve mas claro lo que quiero decir?.

Obviamente no puedo asegurar 100% que esa sea la verdad ya que la verdad absoluta no existe… pero el tema de la verdad es otro tema 😉

Sobre nosotros rmarquez22

Cuando uno se cierra a los cambios, ya no tendrá mas lugar a donde ir

Deja un comentario